viernes, 3 de julio de 2009

FRACTURA PROXIMAL DE TIBIA EN CACHORRO

Las fracturas proximales de tibia son poco comunes, suponiendo aproximadamente u 7% de las fracturas tibiales. En caso de cachorros , la falta de union del nucleo de osificacion de la tuberosidad tibial reduce la resistencia de la tibia proximal incrementando la posibilidad de este tipo de fracturas, aunque son mas frecuentes las de tipo Salter tipo I.
en este caso, la caida del animal produce una fractura no fisaria simple que produce un desplazamiento caudal del segmento proximal.














Realizamos un protocolo anestesico comun para cirugias ortopedicas en cachorros siguiendo las siguientes normas :
1. - Control exaustivo de la temperatura corporal
2.- Fluidoterapia de mantenimiento a dosis de 5 ml/k/h controlando la PAM
3.- Incremento de la dosis de morfina a 1mg/k (habitualmente usamos 0,5 mg/k)
Premedicacion: Acepromacina + Cloruro mórfico
Induccion: Propofol
Mantenimiento: Isofluorano + O2 con bolos de Fentanilo cada 30 min.

video
Realizamos un acceso a la porcion proximal de la tibia por la cara medial, y hacemos una exposicion de la fractura retrayendo el vientre proximal del musculo tibial craneal hasta acceder al foco de fractura.














Hacemos palanca en la fractura mediante un elevador de Hofmann hasta conseguir su reduccion fijando el hueso en su posicion anatomica con unas pinzas de fragmentos. Una vez reducida implantamos una miniplaca en T.





























El postquirurgico recomiendo la inmovilizacion de la extremidad con un vendaje de Robert Jones para evitar que la tension pueda producir una avulsion de la cresta tibial, aun en proceso de osificacion y debilitada por la implantacion del tornillo, durante un minimo de 7 dias

Luis Pérez
CLINICA VETERINARIA TARTESSOS
S.A.T.C.O.V.

Servicio Ambulatorio de Traumatologia y Cirugia Ortopedica Veterinaria
Virgen del Loreto, 11 . 41950 Castilleja de la Cuesta - SEVILLA - ESPAÑA
Tlf.: +34 954 162 152
mail: satcov@gmail.com